Laboratorio de patología de sección congelada

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Mayo Clinic es uno de los únicos centros médicos a nivel nacional que utiliza un proceso de congelación de tejidos para analizar las muestras de tejido de la sala de operaciones de forma habitual. El proceso permite a los patólogos analizar y diagnosticar rápidamente muestras de tejido mientras el paciente aún se encuentra en el quirófano. La rápida obtención de los resultados ahorra tiempo y dinero a los pacientes, ya que una cirugía en Mayo puede reemplazar dos o tres procedimientos en otras instituciones.

Cómo funciona

Durante una operación, el tejido se transfiere al laboratorio de tejidos congelados directamente desde el quirófano. Allí, se coloca en una máquina de microtomo de congelación donde la parte inferior de la muestra se congela en segundos. Se extrae una porción ultradelgada de tejido de la sección congelada, se prepara en un portaobjetos y se coloca bajo el microscopio para su revisión. En muchos otros centros médicos, este proceso tarda al menos 24 horas en completarse.

Después de revisar la muestra, el patólogo transmite los resultados de la prueba al cirujano en el quirófano. Inmediatamente, el cirujano de Mayo Clinic puede ajustar la operación en consecuencia y evitar nuevas operaciones innecesarias.