Descripción general

La neuropatía autonómica se produce cuando se dañan los nervios que controlan las funciones corporales involuntarias. Puede afectar la presión arterial, el control de la temperatura, la digestión, la función de la vejiga e incluso la función sexual.

El daño nervioso interfiere con los mensajes enviados entre el cerebro y otros órganos o áreas del sistema nervioso autónomo, como el corazón, los vasos sanguíneos y las glándulas sudoríparas.

Aunque la diabetes es la causa más frecuente de neuropatía autonómica, otros trastornos (incluso una infección) pueden ocasionarla. Algunos medicamentos también pueden ser responsables del daño nervioso. Los síntomas y el tratamiento variarán según los nervios dañados.

Síntomas

Los signos y síntomas de la neuropatía autonómica dependen de la cantidad de nervios afectados. Estos podrían ser algunos de ellos:

  • Mareos y desmayos al estar de pie, causados por una caída repentina de la presión arterial (hipertensión ortostática).
  • Problemas urinarios, como dificultad para comenzar a orinar, incontinencia, dificultad para sentir la vejiga llena e incapacidad de vaciar por completo la vejiga, lo que puede provocar infecciones en las vías urinarias.
  • Dificultades sexuales, incluidos los problemas para lograr o mantener una erección (disfunción eréctil) o problemas de eyaculación en los hombres. En las mujeres, los problemas incluyen sequedad vaginal, baja libido y dificultad para alcanzar el orgasmo.
  • Dificultad para digerir alimentos, como sentirse satisfecho después de unos pocos bocados, pérdida del apetito, diarrea, estreñimiento, inflamación abdominal, náuseas, vómitos, dificultad para tragar y acidez estomacal; todo debido a cambios en la función digestiva.
  • Incapacidad de reconocer el bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia), debido a la ausencia de señales de advertencia, como comenzar a temblar.
  • Anomalías en la sudoración, como sudar demasiado o muy poco, lo que afecta la capacidad de regular la temperatura corporal.
  • Reacción lenta de las pupilas, lo que dificulta la adaptación de la luz a la oscuridad y la buena visión al conducir de noche.
  • Intolerancia al ejercicio, que puede ocurrir si la frecuencia cardíaca se mantiene igual en lugar de adaptarse a tu nivel de actividad.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica de inmediato si comienzas a presentar cualquiera de los signos y síntomas de neuropatía autonómica, en especial si tienes diabetes mal controlada.

Si tienes diabetes tipo 2, American Diabetes Association (Asociación Estadounidense de Diabetes) recomienda que te realicen un análisis para detección de neuropatía autonómica anual desde que recibes el diagnóstico. En el caso de las personas con diabetes tipo 1, la asociación recomienda que se realice el análisis de detección anual cinco años después del diagnóstico.

Causas

Muchas enfermedades pueden causar neuropatía autonómica. También puede ser un efecto secundario de los tratamientos contra otras enfermedades, como el cáncer. Algunas causas frecuentes de la neuropatía autonómica son las siguientes:

  • Acumulación anormal de proteínas en los órganos (amiloidosis), que afecta los órganos y el sistema nervioso.
  • Enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunitario ataca y daña partes del cuerpo, incluso los nervios. Algunos ejemplos son el síndrome de Sjögren, el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoidea y la celiaquía. El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune que aparece rápidamente y que puede afectar los nervios autónomos.

    La neuropatía autonómica también puede ser producto de un ataque anormal del sistema inmunitario que se produce como consecuencia de algunos tipos de cáncer (síndrome paraneoplásico).

  • La diabetes, especialmente con control escaso de la glucosa, es la causa más frecuente de la neuropatía autonómica. Puede provocar, de forma gradual, daños a los nervios en todo el cuerpo.
  • Ciertos medicamentos, como algunos que se utilizan en la quimioterapia contra el cáncer.
  • Determinadas enfermedades infecciosas. Algunos virus y bacterias, como el botulismo, la enfermedad de Lyme y el VIH, pueden causar neuropatía autonómica.
  • Trastornos hereditarios. Ciertos trastornos hereditarios pueden causar neuropatía autonómica.

Factores de riesgo

Los factores que podrían aumentar el riesgo de neuropatía autonómica incluyen los siguientes:

  • Diabetes. La diabetes, especialmente cuando está mal controlada, aumenta el riesgo de neuropatía autonómica y de otros daños a los nervios. El riesgo es mayor si tienes dificultades para controlar tu nivel de azúcar en sangre.
  • Otras enfermedades. La amiloidosis, la porfiria, el hipotiroidismo y el cáncer (generalmente debido a los efectos secundarios del tratamiento) también pueden aumentar el riesgo de neuropatía autonómica.

Prevención

Aunque no se pueden evitar ciertas enfermedades hereditarias que aumentan el riesgo de manifestar neuropatía autonómica, puedes retrasar la aparición o la evolución de los síntomas si cuidas tu salud en general y controlas las enfermedades que te afectan.

Sigue las recomendaciones del médico sobre la vida saludable para así controlar las enfermedades; estas pueden ser algunas recomendaciones:

  • Controla tu nivel de azúcar en la sangre si tienes diabetes.
  • Evita beber alcohol y fumar.
  • Busca el tratamiento adecuado si tienes una enfermedad autoinmune.
  • Toma medidas para evitar la presión arterial alta o controlarla.
  • Alcanza y mantén un peso saludable.
  • Haz actividad física con regularidad.

Nov. 20, 2018
  1. Autonomic neuropathy. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/preventing-problems/nerve-damage-diabetic-neuropathies/autonomic-neuropathy. Accessed May 8, 2018.
  2. Gibbons CH. Diabetic autonomic neuropathy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 10, 2018.
  3. Overview of the autonomic nervous system. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/neurologic-disorders/autonomic-nervous-system/overview-of-the-autonomic-nervous-system. Accessed May 15, 2018.
  4. Brock C, et al. Assessment of cardiovascular and gastrointestinal autonomic complications of diabetes. World Journal of Diabetes. 2016;7:321.
  5. Autonomic neuropathy. American Diabetes Association. http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/neuropathy/autonomic-neuropathy.html. Accessed May 8, 2018.
  6. Autonomic neuropathies. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/neurologic-disorders/autonomic-nervous-system/autonomic-neuropathies. Accessed May 15, 2018.
  7. Kasper DL, et al., eds. Diabetes mellitus: Complications. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed May 15, 2018.
  8. Daroff RB, et al. Disorders of the autonomic nervous system. In: Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 15, 2018.
  9. Effectiveness checker. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed May 15, 2018.
  10. Acupuncture. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed May 15, 2018.
  11. Transcutaneous electrical nerve stimulation. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed May 15, 2018.
  12. Treatment for erectile dysfunction. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/urologic-diseases/erectile-dysfunction/treatment. Accessed May 15, 2018.
  13. Bethanechol. Drugs.com. https://www.drugs.com/pro/bethanechol.html. Accessed May 29, 2018.
  14. Tolterodine tartrate capsules. Drugs.com. https://www.drugs.com/pro/tolterodine-tartrate-capsules.html. Accessed May 29, 2018.
  15. Oxybutynin. Drugs.com. https://www.drugs.com/oxybutynin.html. Accessed May 29, 2018.
  16. Glycopyrrolate. Drugs.com. https://www.drugs.com/mtm/glycopyrrolate.html. Accessed May 29, 2018.