Tumor del estroma gastrointestinal

Los tumores del estroma gastrointestinal son sarcomas de tejidos blandos que pueden estar ubicados en cualquier parte del aparato digestivo. Las zonas más frecuentes son el estómago y el intestino delgado.

Los tumores del estroma gastrointestinal comienzan en neuronas especializadas que se encuentran en las paredes del aparato digestivo. Estas neuronas son parte del sistema nervioso autónomo. Un cambio específico en el ADN de estas células, que controlan procesos digestivos como el movimiento de los alimentos a través de los intestinos, origina un tumor del estroma gastrointestinal.

Los tumores del estroma gastrointestinal pequeños pueden no ocasionar síntomas, y es posible que crezcan tan lentamente que no presenten efectos graves. Las personas con tumores del estroma gastrointestinal más grandes suelen buscar atención médica cuando vomitan con sangre o tienen sangre en las heces debido al sangrado rápido del tumor.

Otros síntomas posibles de los tumores del estroma gastrointestinal comprenden los siguientes:

  • Anemia, causada por un tumor con sangrado lento
  • Dolor abdominal
  • Un bulto que se puede sentir en el abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Adelgazamiento
  • Dificultad para tragar

Los tumores del estroma gastrointestinal pueden presentarse en personas de todas las edades, pero son más frecuentes entre los 50 y 70 años, y casi nunca ocurren antes de los 40. En casos poco frecuentes, un cambio genético hereditario (mutación) causa tumores del estroma gastrointestinal.

Tipos

Diagnóstico

Después de hacerte preguntas sobre tus síntomas y tu historia clínica, el médico te examinará cuidadosamente para determinar si tienes un crecimiento en el abdomen. Si los signos y síntomas sugieren que podrías tener un tumor del estroma gastrointestinal, te realizarán pruebas para localizarlo y determinar la probabilidad de que se propague (haga metástasis) a otros órganos. Algunas de estas pruebas son las siguientes:

  • Exploración por tomografía computarizada con contraste. Para esta prueba, debes tomar un líquido que hace que el estómago y el intestino delgado sean más visibles en las radiografías. Es posible que también recibas una inyección de una sustancia similar. Luego, el aparato toma numerosas radiografías a medida que se desplaza sobre el abdomen. Una computadora combina las radiografías y crea imágenes transversales detalladas de los órganos abdominales, que muestran el tamaño y la posición del tumor.
  • Endoscopia superior. El médico examina el revestimiento interno del esófago, del estómago y de la primera parte del intestino delgado con un tubo flexible y provisto de una luz (endoscopio) que se introduce por la boca. Es posible que tome pequeñas muestras de tejido anormal durante la endoscopia superior. Para esta prueba, recibirás un medicamento relajante (sedante) leve por vía intravenosa.
  • Ecografía endoscópica. En esta prueba también se utiliza un endoscopio, pero con una sonda ecográfica en el extremo. A medida que las ondas sonoras de la sonda crean ecos que rebotan y regresan hacia la sonda, una computadora convierte esos ecos en una imagen de las estructuras del abdomen, que muestra la ubicación precisa del tumor. Si el tumor ha hecho metástasis al hígado o al revestimiento del abdomen, estas zonas también podrían ser visibles. La ecografía endoscópica también ayuda a determinar la profundidad del tumor dentro de la pared del estómago o en otras zonas del tubo gastrointestinal.
  • Biopsia por aspiración con aguja fina. Para realizar un diagnóstico definitivo de tumor del estroma gastrointestinal, es necesario obtener una pequeña muestra de tejido del tumor. El método preferido para tomar una muestra para biopsia es una ecografía endoscópica con aspiración con aguja fina. El procedimiento es el mismo que el de la ecografía endoscópica, pero con una aguja delgada y hueca en el extremo del endoscopio. La aguja se utiliza para extraer pequeñas cantidades de tejido para análisis de laboratorio.

  • En ocasiones, no es posible realizar estas pruebas, o sus resultados no son concluyentes, y el supuesto tumor del estroma gastrointestinal no puede localizarse sin cirugía. En ese caso, se realiza un análisis de tejido después de extraer el tumor.

  • Análisis de laboratorio de las biopsias. Estas pruebas proporcionan información sobre las proteínas producidas por las células del tumor. Una de esas pruebas, el análisis inmunohistoquímico, detecta proteínas específicas controladas por los genes de las células del tumor del estroma gastrointestinal. La identificación de estas proteínas ayuda a guiar las decisiones del tratamiento. En ocasiones, es necesario realizar el análisis genético de las muestras de la biopsia para localizar los genes del tumor del estroma gastrointestinal en el ADN del tumor. Las células del tumor del estroma gastrointestinal también se examinan en el microscopio para determinar cuántas células de 50 campos microscópicos diferentes están en división activa. Esa cantidad se denomina «tasa mitótica». Cuanto más alta sea la tasa mitótica de un tumor, más agresivo es, y mayor es la probabilidad de que se propague a otros órganos.

Tratamiento

Los tumores del estroma gastrointestinal pequeños y asintomáticos hallados en pruebas para otra afección pueden abordarse con conducta expectante en casos cuidadosamente determinados.

Cirugía

Todos los tumores grandes o sintomáticos del estroma intestinal deben extraerse quirúrgicamente, a menos que sean demasiado grandes o que involucren demasiados órganos o tejidos para realizar la cirugía (resección). La resección también se evita o pospone en las personas cuyo estado de salud hace que cualquier tipo de cirugía sea demasiado arriesgada, así como también en las personas con probabilidad de tener tumores del estroma intestinal metastásicos.

Muchas veces, es posible extirpar tumores del estroma intestinal con cirugía mínimamente invasiva, que implica introducir un tubo de observación (laparoscopio) e instrumentos quirúrgicos a través de incisiones pequeñas en el abdomen.

Terapia dirigida con medicamentos

Los tumores del estroma gastrointestinal no responden a la quimioterapia tradicional. Sin embargo, gracias a los conocimientos recientemente adquiridos sobre los cambios genéticos tumorales en los tumores del estroma gastrointestinal, los medicamentos que interrumpen el proceso de propagación del tumor han mejorado mucho el pronóstico de las personas que padecen la enfermedad.

El imatinib (Gleevec) es el tratamiento médico de primera línea que se utiliza para prevenir la reaparición de los tumores del estroma gastrointestinal tras la cirugía. El medicamento también se utiliza cuando no es posible realizar una cirugía, así como para controlar un tumor del estroma gastrointestinal recurrente.

La tendencia actual es continuar con el tratamiento de imatinib mientras se lo tolere y se mantenga su eficacia. Desafortunadamente, con el tiempo, los tumores del estroma gastrointestinal suelen volverse resistentes al imatinib. Con frecuencia, el malato de sunitinib (Sutent), un medicamento de terapia dirigida diferente, tiene efecto en los tumores del estroma gastrointestinal resistentes al imatinib. Actualmente se encuentran en desarrollo otros medicamentos de terapia dirigida, y está previsto que se sumen al imatinib y al sunitinib en los próximos años.

May 26, 2018
  1. AskMayoExpert. Gastrointestinal stromal tumor. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  2. What are gastrointestinal stromal tumors? American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/gastrointestinal-stromal-tumor.html. Accessed Aug. 9, 2017.
  3. Gastrointestinal stromal tumors treatment (PDQ) – Health professionals version. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/soft-tissue-sarcoma/hp/gist-treatment-pdq. Accessed Aug. 11, 2017.
  4. Morgan JM, et al. Epidemiology, classification, clinical presentation, prognostic features, and diagnostic work-up of gastrointestinal mesenchymal neoplasms including GIST. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 25, 2017.
  5. Signs and symptoms of gastrointestinal stromal tumors. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/gastrointestinal-stromal-tumor.html. Accessed Aug. 9, 2017.
  6. Gastrointestinal stromal tumor risk factors. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/gastrointestinal-stromal-tumor.html. Accessed Aug. 9, 2017.
  7. Soft tissue sarcoma. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Sept. 14, 2017.
  8. Tests for gastrointestinal stromal tumors. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/gastrointestinal-stromal-tumor.html. Accessed Aug. 9, 2017.
  9. Gleevec (prescribing information). East Hanover, NJ: Novartis; 2017. http://www.gleevec.com/index.jsp?usertrack.filter_applied=true&NovaId=2935377086522125921. Accessed Sept. 14, 2017.
  10. Litin SC. (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 8, 2017.