El estrés puede provocar un aumento temporal de la presión arterial. Aprender técnicas de afrontamiento saludables puede ayudarte a controlar mejor el estrés. Tómate descansos para hacer ejercicios de respiración profunda. Haz una sesión de masaje. Practica yoga o meditación. Si los métodos de autoayuda no te dan buenos resultados, busca el asesoramiento de un profesional.

Nov. 20, 2018