Diagnóstico

Para diagnosticarte neurodermatitis, el médico puede examinar la piel afectada y determinar si te ha estado picando y te has rascado. Para descartar otras causas, puede tomar una pequeña muestra de la piel afectada (biopsia de piel) para su análisis.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es controlar la picazón, prevenir el rascado y abordar las causas de base.

  • Cremas medicadas contra la picazón. Si una crema con corticosteroide de venta libre no ayuda, el médico puede recetar un medicamento con corticosteroide más fuerte o un medicamento contra la picazón no esteroide. Un ungüento inhibidor de calcineurina (tacrolimus) puede ser útil si la vulva se ve afectada.
  • Corticosteroides inyectables. El médico puede inyectar corticosteroides directamente en la piel afectada para ayudarla a sanar.
  • Medicina para aliviar la picazón. Los antihistamínicos recetados ayudan a aliviar la picazón en muchas personas con neurodermatitis. Algunos de estos medicamentos pueden provocar somnolencia y ayudar a aliviar el rascado mientras duermes.
  • Medicamentos ansiolíticos. Debido a que la ansiedad y el estrés pueden provocar neurodermatitis, los medicamentos ansiolíticos pueden ayudar a prevenir la picazón.
  • Parches con medicación. Para la picazón persistente, el médico puede sugerir el uso de parches de lidocaína tópica al 5 por ciento o parches de capsaicina al 8 por ciento.
  • Fototerapia. En ocasiones, la exposición de la piel afectada a determinados tipos de luz puede ayudar.
  • Psicoterapia. Hablar con un consejero puede ayudarte a aprender la manera en que las emociones y las conductas generan, o previenen, la picazón y el rascado.

Terapias nuevas

Si la picazón persiste durante el tratamiento, el médico puede indicar un enfoque no tradicional. Por ejemplo, en pequeños estudios, algunas personas que no manifestaron mejoras en sus síntomas con el uso de corticosteroides sí lo hicieron con los siguientes tratamientos.

  • Inyecciones de Toxina Botulínica tipo A (Bótox). Esta técnica puede reducir la picazón y eliminar las rugosidades de la piel.
  • Un medicamento de administración oral para aliviar esa obsesión por pellizcarse y rascarse. En un pequeño estudio, se demostró que un medicamento por vía oral denominado N-acetilcisteína ayuda a las personas que padecen trastornos de pellizcado y rascado cutáneo y puede resultar útil para aquellas que sufren neurodermatitis.

Estilo de vida y remedios caseros

Las medidas de cuidado personal pueden ayudarte a controlar la neurodermatitis:

  • Evita frotarte y rascarte. La picazón puede ser intensa, pero evitar frotarse y rascarse es clave para controlar el trastorno y evitar una recurrencia.
  • Aplícate compresas frías y húmedas. Esto puede suavizar la piel y aliviar la picazón. Colocar una compresa húmeda y fría sobre la piel afectada durante unos minutos antes de aplicar una crema medicinal favorece su absorción en la piel.
  • Prueba medicamentos de venta libre. Aplica una crema o una loción contra la picazón sobre la zona afectada. Una crema de hidrocortisona puede aliviar temporalmente la picazón. Un antihistamínico oral, como la difenhidramina, puede aliviar la picazón intensa y ayudarte a dormir. Algunas personas han tenido éxito con la crema de capsaicina, pero al principio puede generar escozor.
  • Cubre la zona afectada. Los apósitos o vendajes ayudan a proteger la piel y evitan que te rasques. Pueden ser útiles especialmente si te rascas mientras duermes.
  • Mantén las uñas cortas. Las uñas cortas dañan menos la piel, en especial si tiendes a rascarte mientras estás dormido.
  • Toma baños tibios y humedece la piel. Prepara el baño con agua tibia (no caliente). Espolvorea el agua con avena coloidal. Usa jabones suaves sin tintes ni perfumes. Limita la duración y la frecuencia con la que tomas los baños.

    Después de bañarte, seca la piel con palmaditas suaves y aplica una crema hidratante sin perfume.

  • Evita los factores desencadenantes. Presta atención a aquello que parece provocar la recurrencia y evítalo. Por ejemplo, practica técnicas de control del estrés y evita usar prendas que irriten la piel.

Preparación para la consulta

Es posible que primero consultes con el médico de atención primaria. Es probable que te derive a un médico especializado en enfermedades de la piel (dermatólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la consulta.

Lo que puedes hacer

Antes de tu consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas que has tenido y su duración
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Para la neurodermatitis, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de la picazón?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Tengo que hacerme algunas pruebas?
  • ¿Se detendrá la picazón en algún momento?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Qué efectos secundarios podría provocar el tratamiento?
  • ¿Qué alternativas hay al enfoque principal sugerido?
  • ¿Cuánto tiempo tomará que mi piel vuelva a la normalidad?
  • Tengo otros trastornos. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga algunas preguntas, por ejemplo:

  • ¿Tus síntomas aparecen y desaparecen o se mantienen bastante constantes?
  • ¿Qué productos usas en la piel, incluidos jabones, lociones y cosméticos?
  • ¿Qué medidas has tomado para tratar la picazón?
  • ¿Alguna de estas medidas te ayudó?
  • ¿Has sentido estrés o ansiedad últimamente?
  • ¿En qué medida afectan los síntomas tu calidad de vida, incluida tu capacidad para dormir?
Jan. 15, 2019
  1. AskMayoExpert. Pruritis without rash. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Lichen simplex chronicus (neurodermatitis). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/dermatologic-disorders/dermatitis/lichen-simplex-chronicus. Accessed June 28, 2018.
  3. Goldsmith LA, et al., eds. Nummular eczema, lichen simplex chronicus and prurigo nodularis. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. https://www.accessmedicine.mhmedical.com. Accessed July 29, 2015.
  4. Bolognia JL, et al., eds. Pruritus and dysesthesia. In: Dermatology. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 29, 2018.
  5. AskMayoExpert. Lichen sclerosus (balanitis xerotica obliterans). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  6. Fazio SB, et al. Pruritus: Overview of management. https://www.uptodate/contents/search. Accessed June 28, 2018.
  7. Ferri FF. Lichen simplex chronicus. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed June 28, 2018.
  8. Neurodermatitis. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/dermatology-a-to-z/diseases-and-treatments/m---p/neurodermatitis. Accessed June 28, 2018.
  9. Liao YH, et al. Increased risk of lichen simplex chronicus in people with anxiety disorder: A nationwide population-based retrospective cohort study. British Journal of Dermatology. 2014;170:890.
  10. Cohen KR. Pruritus in the elderly: Clinical approaches to the improvement of quality of life. P & T. 2012;37:227.
  11. Gibson LE (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 10, 2018.