Diagnóstico

Un técnico anima a una paciente en el equipo de resonancia magnética

Exploración por resonancia magnética

Para diagnosticar un tumor en los nervios periféricos, el médico puede preguntarte cuáles son tus signos y síntomas, analizar tu historia clínica y realizar tanto una exploración física general como un examen neurológico. Es posible que te pida varias pruebas para ayudar a identificar la causa de tus signos y síntomas.

  • Resonancia magnética (RM). En este estudio se usan un imán y ondas de radio para producir una vista tridimensional detallada de los nervios y de los tejidos circundantes.
  • Tomografía computarizada (TC). El tomógrafo gira alrededor del cuerpo para registrar una serie de imágenes. Una computadora utiliza las imágenes para producir una vista detallada del tumor del nervio periférico de modo que el médico pueda evaluar cómo te podría estar afectando.
  • Electromiografía. Para esta prueba, el médico te coloca pequeñas agujas en los músculos para que un instrumento de electromiografía registre la actividad eléctrica del músculo mientras intentas moverlo.
  • Estudio de conducción nerviosa. Es probable que te realicen esta prueba junto con el electromiograma. Esta prueba mide la rapidez con la que los nervios transportan señales eléctricas a los músculos.
  • Biopsia del tumor. Si las pruebas de diagnóstico por imágenes identifican la presencia de un tumor de los nervios, es posible que el médico extirpe y analice una pequeña muestra de las células (biopsia) del tumor. Según el tamaño y la ubicación del tumor, es posible que necesites anestesia local o general durante la biopsia. En ocasiones, esta es la única manera de determinar si un tumor es canceroso o no.
  • Biopsia del nervio. Si tienes una afección, como una neuropatía periférica progresiva o un agrandamiento de los nervios que se asemeja a los tumores de los nervios, es posible que el médico te realice una biopsia del nervio.

Los tumores en los nervios periféricos son poco frecuentes. Pregúntale al médico si tiene experiencia en el diagnóstico y el tratamiento de esos tumores. Si es necesario, pide una segunda opinión.

Tratamiento

Consulta de cirugía de tumores de los nervios periféricos en Mayo Clinic Consulta de cirugía de tumores de los nervios periféricos en Mayo Clinic

En Mayo Clinic, el cirujano hablará contigo acerca del procedimiento de antemano y responderá todas tus preguntas.

El tratamiento para el tumor en los nervios periféricos depende del tipo de tumor que tengas, de los nervios y los tejidos que afecta y de los síntomas. Estas son algunas de las opciones de tratamiento para los tumores en los nervios periféricos:

Supervisión

Esperar y observar para ver si el tumor crece puede ser una opción si el tumor está ubicado en un lugar difícil de extirpar o si es pequeño, de crecimiento lento, y provoca pocos signos y síntomas o no los provoca. Te harán controles habituales y es posible que debas hacerte exploraciones por tomografía computarizada o de resonancia magnética varias veces al año para determinar si el tumor crece.

Cirugía

Es posible que debas someterte a una cirugía para extraer un tumor en los nervios periféricos. El objetivo de la cirugía es extirpar todo el tumor sin dañar los tejidos y nervios sanos circundantes. Cuando eso no es posible, el médico extrae la mayor cantidad de tumor que puede.

Las técnicas y los instrumentos más recientes permiten que los neurocirujanos puedan alcanzar tumores en zonas que antes se consideraban inaccesibles. Los microscopios de alta potencia que se utilizan en la microcirugía facilitan la distinción entre un tumor y un tejido sano. Los médicos también pueden controlar el funcionamiento de los nervios durante la cirugía, lo que ayuda a preservar el tejido sano.

Según la ubicación y el tamaño del tumor en los nervios periféricos, la cirugía puede causar lesión a los nervios y discapacidad. A menudo, estos riesgos se basan en el tamaño y la ubicación del tumor, así como en el enfoque quirúrgico utilizado. Algunos tumores pueden volver a crecer.

Radiocirugía estereotáctica

El médico te puede recomendar radiocirugía estereotáctica para tratar algunos tumores en los nervios periféricos en el cerebro o a su alrededor. Durante una radiocirugía estereotáctica, como la radiocirugía con bisturí de rayos gamma, los médicos administran radiación a un tumor de manera precisa sin dejar una incisión.

Los riesgos de la radiocirugía comprenden debilidad o entumecimiento en el área tratada y fracaso del tratamiento (crecimiento continuo del tumor). Existe la posibilidad remota de que la radiación podría causar en el futuro un cáncer en la zona que fue tratada.

Tratamiento oncológico

Los tumores malignos se tratan con terapias de cáncer estándar, como cirugía, quimioterapia y radioterapia. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son los factores más importantes que dan lugar a un buen resultado. Los tumores pueden reaparecer después del tratamiento.

Rehabilitación

Luego de la cirugía, es posible que necesites rehabilitación física. El médico puede utilizar un dispositivo de inmovilización o una férula para mantener el brazo o la pierna en una posición que favorezca la cicatrización. Los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales pueden ayudarte a recuperar el funcionamiento y la movilidad perdidos debido a una lesión a los nervios o a la amputación de una extremidad.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Afrontar la posibilidad de tener complicaciones permanentes de tumores en los nervios periféricos y decidir qué tratamiento será el mejor para ti puede ser bastante estresante. A continuación, te ofrecemos algunas sugerencias que pueden resultarte útiles:

  • Infórmate sobre los tumores en los nervios periféricos. Cuanto más sepas, mejor preparado estarás para tomar buenas decisiones sobre el tratamiento. Además de consultar al médico, es posible que desees hablar con un consejero o asistente social. O bien te puede resultar útil hablar con otras personas que hayan sufrido una enfermedad como la tuya y conocer sus experiencias durante el tratamiento y en la etapa posterior.
  • Mantén un sistema de apoyo fuerte. La familia y los amigos pueden ayudarte mientras atraviesas este momento difícil. No obstante, algunas veces, es posible que la preocupación y la comprensión de otras personas que tienen una enfermedad como la tuya sean especialmente reconfortantes.

    Tu médico o un asistente social pueden ponerte en contacto con un grupo de apoyo.

Preparación para la consulta

Si tu médico de atención primaria piensa que tienes un tumor de los nervios periféricos, es posible que te derive a un médico que se especializa en trastornos del sistema nervioso (neurólogo) o a un médico capacitado en cirugías del cerebro y del sistema nervioso (neurocirujano).

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es aconsejable que prepares una lista de respuestas para las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo notaste por primera vez este problema?
  • ¿Ha empeorado con el tiempo?
  • ¿Tus padres o hermanos han tenido síntomas similares alguna vez?
  • ¿Tienes otros problemas de salud?
  • ¿Qué medicamentos o suplementos tomas habitualmente?
  • ¿Qué cirugías te han hecho?

Qué esperar del médico

El médico podría hacerte algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Sientes dolor? ¿Dónde lo sientes?
  • ¿Sientes debilidad, entumecimiento u hormigueo?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tratamientos has probado para estos problemas hasta ahora?

Tumores en los nervios periféricos - atención en Mayo Clinic

May 17, 2019
  1. Gilchrist JM, et al. Peripheral nerve tumors (Tumores en los nervios periféricos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 28 de octubre de 2016.
  2. Montano N, et al. Tumors of the peripheral nervous system: Analysis of prognostic factors in a series with long-term follow-up and review of the literature (Tumores del sistema nervioso periférico: análisis de factores pronóstico en serie con seguimiento a largo plazo y revisión de la bibliografía). Journal of Neurosurgery (Revista de Neurocirugía). 2016;125:363.
  3. Riggin ER. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 28 de octubre de 2016.
  4. Overview of peripheral nervous system disorders (Descripción general de los trastornos del sistema nervioso periférico). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/professional/neurologic-disorders/peripheral-nervous-system-and-motor-unit-disorders/overview-of-peripheral-nervous-system-disorders. Último acceso: 1 de marzo de 2017.
  5. Ahlawat S, et al. Magnetic resonance neurography of peripheral nerve tumors and tumorlike conditions (Neurografía por resonancia magnética de tumores de los nervios periféricos y afecciones similares a los tumores). Neuroimaging Clinics of North America (Clínicas de Neuroimágenes de Norteamérica). 2014;24:171.
  6. Klein CJ, et al. Genomic analysis reveals frequent TRAF7 mutations in intraneural perineuriomas (El análisis genómico revela mutaciones frecuentes en TRAF7 en perineuriomas intraneurales). Annals of Neurology (Anales de neurología). 2017;81:316.
  7. Amrami KK, et al. Introduction: Imaging of peripheral nerves (Introducción: diagnóstico por imágenes de los nervios periféricos). Neurosurgical Focus (Enfoque neuroquirúrgico). 2015;39:E1. http://thejns.org/doi/pdf/10.3171/2015.6.FOCUS15314. Último acceso: 8 de abril de 2017.
  8. Spinner RJ, et al. The unifying articular (synovial) origin of intraneural ganglia: Evolution-revelation-revolution (El origen articular [sinovial] unificador de los ganglios intraneurales: evolución-revelación-revolución). Neurosurgery (Neurocirugía). 2009;65:A115.
  9. Capek S, et al. Perineural spread of pelvic malignancies to the lumbosacral plexus and beyond; Clinical and imaging patterns (Propagación perineural de las neoplasias pélvicas hacia el plexo lumbosacro y más allá: patrones clínicos y del diagnóstico por imágenes). Neurosurgical Focus (Enfoque neuroquirúrgico). 2015;39:E14.
  10. Carlson ML, et al. Facial nerve schwannomas: Review of 80 cases over 25 years at Mayo Clinic (Schwannomas de los nervios faciales: análisis de 80 casos durante 25 años en Mayo Clinic). Mayo Clinic Proceedings (Procedimientos de Mayo Clinic). 2016;91:1563.
  11. Ducatman BS, et al. Malignant peripheral nerve sheath tumors: A clinicopathological study of 120 cases (Tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos: estudio clinicopatológico de 120 casos). Cancer (Cáncer). 1986;57:2006.
  12. Prasad, N, et al. Clinical anatomy leading the way for solutions: An important paradigm for translational research (La anatomía clínica orienta las soluciones: paradigma importante para la investigación traslacional). Clinical Anatomy (Anatomía clínica). 2016;29:978.
  13. Broski SM, et al. Evaluation of 18-F-FDG PET and MRi in differentiating benign and malignant peripheral nerve sheath tumors (Evaluación de la tomografía por emisión de positrones con 18-F-FDG y de la resonancia magnética para diferenciar tumores benignos y malignos de la vaina de los nervios periféricos). Skelatal Radiology (Radiología esquelética). 2016;45:1097.
  14. Babovic-Vuksanovic D, et al. Multiple orbital neurofibromas, painful peripheral nerve tumors, distinctive face and marfanoid habitus: A new syndrome (Neurofibromas orbitarios múltiples, tumores dolorosos en los nervios periféricos, rasgos faciales distintivos y hábito marfanoide: un nuevo síndrome). European Journal of Human Genetics (Revista Europea de Genética Humana). 2012;20:618.
  15. Radiation injury to the brain (Lesiones por radiación en el cerebro). International RadioSurgery Association (Asociación Internacional de Radiocirugía). http://www.irsa.org/radiation_injury.html. Último acceso: 11 de abril de 2017.
  16. Pope TL. Soft tissue tumors (Tumores del tejido blando). En: Musculoskeletal Imaging (Diagnóstico por imágenes del sistema musculoesquelético). Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 10 de abril de 2017.
  17. Goldblum JR, et al., eds. Benign tumors of peripheral nerves (Tumores benignos de los nervios periféricos). En: Enzinger and Weiss's Soft Tissue Tumors (Tumores de las partes blandas de Enzinger y Weiss). 6.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 10 de abril de 2017.
  18. Koht A, et al. Neuromonitoring in surgery and anesthesia (Neuromonitoreo en cirugía y anestesia). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de abril de 2017.
  19. Wise SC, et al. Surgical salvage of recurrent vestibular schwannoma following prior stereotactic radiosurgery (Salvamento quirúrgico de schwannomas vestibulares recurrentes después de una radiocirugía estereotáctica). Laryngoscope (Laringoscopio). 2016;126:2580.
  20. Stucky CCH, et al. Malignant peripheral nerve sheath tumors (MPNST): The Mayo Clinic experience (Tumores malignos en la vaina de los nervios periféricos: la experiencia de Mayo Clinic). Annals of Surgical Oncology (Anales de Oncología Quirúrgica). 2012;19:878.
  21. Spinner RJ (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 28 de mayo de 2017.
  22. Stereotactic radiosurgery overview (Descripción general de la radiocirugía estereotáctica). International RadioSurgery Association (Asociación Internacional de Radiocirugía). http://www.irsa.org/radiosurgery.html. Último acceso: 11 de abril de 2017.