Neumonía y tus pulmones

Pulmones con neumonía

La mayoría de las neumonías se producen cuando hay una debilitación en las defensas naturales de tu cuerpo y permite que los gérmenes invadan y se multipliquen en los pulmones. Para destruir los organismos que atacan tu cuerpo, los glóbulos blancos se acumulan con rapidez. Junto con las bacterias y los hongos, llenan los sacos de aire dentro de tus pulmones (alvéolos). Es posible que se dificulte la respiración. Un signo típico de neumonía bacteriana es la tos que produce esputo espeso sanguinolento o de color verde amarillento con pus.