Panorama general

La visión cromática mala o deficiente es la incapacidad de distinguir la diferencia entre determinados colores, aunque el color aún se percibe. Con frecuencia, muchas personas utilizan el término «daltonismo» para esta afección. Sin embargo, el verdadero daltonismo, en el que todo se percibe en tonalidades de blanco y negro, es poco frecuente.

La visión cromática deficiente suele ser hereditaria. Los hombres son más propensos que las mujeres a nacer con este trastorno. La mayoría de las personas con visión cromática deficiente no pueden distinguir entre ciertas tonalidades de rojo y verde. Con menor frecuencia, las personas con visión cromática deficiente no pueden distinguir entre las tonalidades de azul y amarillo.

Algunas enfermedades oculares y algunos medicamentos también pueden causar visión cromática deficiente.

Síntomas

Puedes tener visión cromática deficiente y no saberlo. Algunas personas advierten que ellas o sus hijos tienen el trastorno cuando se producen confusiones, por ejemplo, cuando surgen problemas para diferenciar los colores de los semáforos o para interpretar materiales didácticos codificados por colores.

Es posible que las personas con visión cromática deficiente no logren distinguir lo siguiente:

  • Diferentes tonalidades de rojo y verde
  • Diferentes tonalidades de azul y amarillo
  • Cualquier color

La deficiencia más frecuente de la visión cromática es la imposibilidad de percibir algunas tonalidades de rojo y verde. A menudo, una persona con deficiencias en la percepción del rojo-verde o del azul-amarillo no es totalmente insensible a ambos colores. Los defectos pueden ser leves, moderados o graves.

Cuándo consultar con el médico

Si sospechas que tienes problemas para distinguir determinados colores o que tu visión cromática cambia, consulta con un oculista para que te examine. Es importante hacerles a los niños exámenes oculares integrales, entre ellos, pruebas de la visión cromática, antes de que comiencen la escuela.

No hay cura para la visión cromática deficiente hereditaria; sin embargo, si la causa del trastorno es una enfermedad o una enfermedad ocular, un tratamiento puede mejorar la visión de los colores.

Causas

Ver colores del espectro visible es un proceso complejo que comienza con la capacidad de los ojos para responder a diferentes longitudes de onda de luz.

La luz ingresa al ojo a través de la córnea y pasa por el cristalino ocular y el tejido transparente con apariencia de gelatina del ojo (cuerpo vítreo), hasta las células sensibles a longitudes de onda (conos) que se encuentran en la parte posterior del ojo en la retina. Los conos son sensibles a longitudes de onda de luz cortas (azules), medias (verdes) o largas (rojas). Los químicos en los conos desencadenan una reacción y envían la información de la longitud de onda a través del nervio óptico al cerebro.

Si tus ojos son normales, percibes el color. Pero si los conos carecen de uno o más químicos sensibles a la longitud de ondas, no podrás percibir uno o más de los colores primarios: rojo, azul o amarillo.

La visión cromática mala tiene varias causas:

  • Trastorno hereditario. La mala visión cromática hereditaria es más común en los hombres que en las mujeres. La deficiencia de color más común es rojo-verde y la deficiencia azul-amarillo es mucho menos común. No es común padecer una deficiencia de visión cromática total.

    Puedes heredar un trastorno de grado leve, moderado o grave. La visión cromática mala hereditaria afecta ambos ojos y la gravedad no cambia a lo largo de tu vida.

  • Enfermedades. Algunas enfermedades que pueden causar deficiencia en la percepción del color son: anemia drepanocítica, diabetes, degeneración macular, enfermedad de Alzheimer, glaucoma, enfermedad de Parkinson, alcoholismo crónico y leucemia. Un ojo podría estar más afectado que el otro, y la deficiencia de percepción del color puede mejorar si la enfermedad subyacente puede tratarse.
  • Algunos medicamentos. Algunos medicamentos pueden alterar la percepción del color, como algunos de los que tratan problemas cardíacos, la presión arterial alta, la disfunción eréctil, infecciones, trastornos nerviosos y problemas psicológicos.
  • Envejecimiento. Tu capacidad para ver colores se deteriora lentamente a medida que envejeces.
  • Sustancias químicas. La exposición a algunos químicos en el lugar de trabajo, como sulfuro de carbono o fertilizantes, puede causar pérdida de la visión del color.

Nov. 06, 2018
References
  1. Color vision deficiency. American Optometric Association. http://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/color-deficiency. Accessed Aug. 5, 2016.
  2. Riordan-Eva P, et al. Retina. In: Vaughan & Asbury's General Ophthalmology. 18th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://www.accessmedicine.com. Accessed Aug. 5, 2016.
  3. Ropper AH, et al. Disturbances of vision. In: Adams & Victor's Principles of Neurology. 10th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2014. http://www.accessmedicine.com. Accessed Aug. 5, 2016.
  4. Komaromy AM, et al. Gene therapy rescues cone function in congenital achromatopsia. Human Molecular Genetics. 2010;19:2581.
  5. Langlo CS, et al. Residual foveal cone structure in CNGB3-associated achromatopsia. Investigative Ophthalmology and Visual Science. 2016;57:3984.
  6. Simunovic MP. Acquired color vision deficiency. Survey of Ophthalmology. 2016;61:132.
  7. Ryan ST, et al. Color vision and night vision. In: Retina. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2013.
  8. Softing Hataye AL (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 29, 2018.

Visión cromática deficiente