Diagnóstico

Para diagnosticar tu afección, el médico revisará tus síntomas e historial médico, realizará un examen físico y pedirá pruebas.

Exámenes oculares

Si se sospecha la presencia de un seudotumor cerebral, un médico capacitado en afecciones oculares (oftalmólogo) buscará un tipo característico de hinchazón que afecte el nervio óptico en la parte posterior del ojo.

También te harán una prueba de campo visual para ver si tienes puntos ciegos en la visión además del llamado punto ciego normal en cada ojo donde el nervio óptico entra en la retina. Y es probable que te tomen fotos de los ojos y te hagan una prueba de imágenes para medirte el grosor de las capas de la retina (tomografía de coherencia óptica).

Diagnóstico por imágenes del cerebro

Es probable que tu médico te pida una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Estos exámenes pueden descartar otros problemas que pueden causar síntomas similares, como tumores cerebrales y coágulos de sangre.

Punción lumbar

El médico puede ordenar una punción lumbar para medir la presión dentro del cráneo y analizar el líquido cefalorraquídeo. En este examen, un especialista inserta una aguja entre dos vértebras en la parte baja de la espalda y extrae una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo para su análisis en el laboratorio.

Tratamiento

El propósito del tratamiento del seudotumor cerebral es mejorar los síntomas y evitar que la visión empeore.

Si eres obeso, el médico podría recomendarte una dieta para bajar de peso con bajo contenido de sodio para ayudar a aliviar los síntomas. Tal vez trabajes con un dietista que te ayudará con tus metas de pérdida de peso. Algunas personas se benefician de los programas de pérdida de peso o de la cirugía gástrica.

Medicamentos

  • Medicamentos para el glaucoma. Uno de los primeros medicamentos que se prueban generalmente es la acetazolamida, un medicamento para el glaucoma. Este medicamento podría reducir la producción de líquido cefalorraquídeo y reducir los síntomas.

    Los posibles efectos secundarios incluyen malestar estomacal, fatiga, hormigueo en los dedos de las manos, los pies y la boca, y cálculos renales.

  • Otros diuréticos. Si la acetazolamida sola no es efectiva, a veces se combina con otro diurético, lo cual reduce la retención de líquidos al aumentar la diuresis.
  • Medicamentos contra la migraña. Estos medicamentos algunas veces pueden aliviar los dolores de cabeza intensos que a menudo acompañan al seudotumor cerebral.

Cirugía

Si tu visión empeora, puede ser necesaria una cirugía para reducir la presión alrededor del nervio óptico o para disminuir la presión intracraneal.

  • Fenestración de la vaina del nervio óptico. En este procedimiento, un cirujano corta una ventana en la membrana que rodea el nervio óptico para permitir que el exceso de líquido cefalorraquídeo escape.

    La visión se estabiliza o mejora en la mayoría de los casos. La mayoría de las personas que se realizan este procedimiento en un ojo notan un beneficio para ambos ojos. Sin embargo, esta cirugía no siempre es exitosa y puede aumentar los problemas de visión.

  • Derivación del líquido cefalorraquídeo. En otro tipo de cirugía, el médico inserta un tubo (derivación) largo y delgado en el cerebro o en la parte inferior de la columna vertebral para ayudar a drenar el exceso de líquido cefalorraquídeo. El tubo se inserta debajo de la piel hasta el abdomen, donde la derivación libera el exceso de líquido.

    Una derivación generalmente se considera solo si otros tratamientos no han aliviado tu afección. Las derivaciones pueden obstruirse y a menudo requieren otras cirugías para que sigan funcionando. Las complicaciones pueden incluir dolores de cabeza de baja presión e infecciones.

  • Colocación de estents en los senos venosos. Este procedimiento relativamente nuevo se utiliza con poca frecuencia. Consiste en colocar un estent en una de las venas más grandes de la cabeza para aumentar la capacidad de flujo de la sangre. Se necesitan más estudios para determinar los beneficios y riesgos de este procedimiento.

Una vez que hayas tenido un seudotumor cerebral, necesitarás que te revisen la vista con regularidad para controlar los cambios.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

La obesidad aumenta drásticamente el riesgo de padecer un seudotumor cerebral en las mujeres jóvenes. Incluso en mujeres que no son obesas, una cantidad moderada de aumento de peso puede aumentar el riesgo.

Bajar el peso extra y mantener un peso saludable podría ayudar a reducir tus probabilidades de presentar este trastorno por el que podrías perder la vista.

Preparación para la consulta

Después de hablar de los síntomas con tu médico de familia, es posible que él o ella te remitan a un médico capacitado en afecciones del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo) o de los ojos (oftalmólogo), o de ambos (neuroftalmólogo) para que te evalúe más a fondo.

A continuación te damos información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluidos aquellos que parezcan no estar relacionados con el motivo de la consulta, y cuándo comenzaron
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Lleva a la cita los resultados de las pruebas recientes y tus exámenes de los ojos. Si es posible, lleva a un familiar o a un amigo para que te ayuden a recordar la información que recibas.

Para el seudotumor cerebral, las preguntas que debes hacerle a tu médico incluyen:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi afección?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es probable que mi trastorno sea temporal o crónico?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Perder peso me ayudará con mi afección?
  • Tengo otras afecciones de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Debería consultar con un especialista?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
Dec. 14, 2019
  1. Pseudotumor cerebri information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/disorders/all-disorders/pseudotumor-cerebri-information-page. Accessed July 31, 2019.
  2. Lee AG, et al. Idiopathic intracranial hypertension (pseudotumor cerebri): Clinical features and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 31, 2019.
  3. AskMayoExpert. Idiopathic intracranial hypertension. Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2019.
  4. Lee AG, et al. Idiopathic intracranial hypertension (pseudotumor cerebri): Prognosis and treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 31, 2019.
  5. Idiopathic intracranial hypertension (pseudotumor cerebri). American Association for Pediatric Ophthalmology and Strabismus. https://aapos.org/search?executeSearch=true&SearchTerm=pseudotumor+cerebri&l=1. Accessed July 31, 2019.
  6. Ferri FF. Idiopathic intracranial hypertension. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. July 31, 2019.
  7. Eggenberger ER (expert opinion). Mayo Clinic. Aug. 28, 2019.