Descripción general

El síndrome de Sweet es una enfermedad rara de la piel. Sus principales signos incluyen fiebre y lesiones dolorosas en la piel que aparecen mayormente en los brazos, en el cuello, en la cabeza y en el tronco.

No se conoce la causa exacta del síndrome de Sweet. En algunas personas, el desencadenante es una infección, una enfermedad o ciertos medicamentos. El síndrome de Sweet también puede aparecer con algunos tipos de cáncer.

El tratamiento más frecuente para el síndrome de Sweet son las píldoras de corticoesteroides, como la prednisona. Los signos y síntomas a menudo desaparecen unos pocos días después de empezar el tratamiento, pero vuelven a aparecer con frecuencia.

Síntomas

El principal signo del síndrome de Sweet son pequeñas protuberancias rojas en los brazos, el cuello, la cabeza o el tronco. A menudo, aparecen de forma abrupta después de una fiebre o infección respiratoria de las vías superiores. Las protuberancias crecen rápidamente y se propagan en racimos dolorosos de hasta una pulgada (2,5 centímetros) aproximadamente de diámetro.

Cuándo consultar con el médico

Si desarrollas un sarpullido doloroso y rojo que crece rápidamente, consulta con el médico para determinar el tratamiento adecuado.

Causas

En la mayoría de los casos, no se conoce la causa del síndrome de Sweet. El síndrome de Sweet a veces se asocia con el cáncer, con mayor frecuencia la leucemia.

En ocasiones, este trastorno puede estar relacionado con un tumor sólido, como el cáncer de mama o de colon. El síndrome de Sweet también puede presentarse como una reacción a un medicamento, en la mayoría de los casos a un tipo de medicamento que estimula la producción de glóbulos blancos.

Factores de riesgo

El síndrome de Sweet es poco frecuente, pero ciertos factores aumentan el riesgo, incluidos los siguientes:

  • Sexo. En general, las mujeres son más propensas que los hombres a padecer síndrome de Sweet.
  • Edad. Aunque los adultos mayores e incluso los bebés pueden desarrollar el síndrome de Sweet, la enfermedad afecta principalmente a las personas de entre 30 y 60 años.
  • Cáncer. A veces, el síndrome de Sweet se asocia con el cáncer y la mayoría de las veces, con la leucemia. En ocasiones, el síndrome de Sweet puede asociarse con un tumor sólido, como cáncer de mama o de colon.
  • Otros problemas de salud. El síndrome de Sweet puede seguir a una infección respiratoria de las vías superiores y muchas personas informan que tienen síntomas similares a los de la gripe antes de que aparezca el sarpullido. El síndrome de Sweet también puede asociarse con la enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Embarazo. Algunas mujeres desarrollan el síndrome de Sweet durante el embarazo.
  • Sensibilidad a los medicamentos. El síndrome de Sweet puede ser el resultado de una sensibilidad a los medicamentos. Los medicamentos que se relacionan con el síndrome de Sweet incluyen la azatioprina (Azasan, Imuran), el factor estimulante de colonias de granulocitos, ciertos antibióticos y algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Complicaciones

Existe un riesgo de infección de las lesiones de la piel. Sigue las recomendaciones de tu médico para cuidar la piel afectada.

En los casos en los que el síndrome de Sweet está asociado al cáncer, las erupciones o lesiones pueden ser el primer signo de aparición o recaída del cáncer.