Mantente en forma y saludable sin tener que sudar

Tomar las escaleras, caminar hasta el dispensador de agua, trabajar en el jardín o marchar en el lugar mirando el partido de fútbol de tu hijo son todos ejemplos de TNCE: termogénesis no causada por el ejercicio. Averigua cómo reducir el riesgo de afecciones tales como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes simplemente levantándote de la silla y moviéndote con más frecuencia.

By Nolan W. Peterson

¿No eres fanático del gimnasio? No te preocupes. Puedes aumentar la quema de calorías —y disminuir el riesgo de padecer enfermedades como la enfermedad cardiovascular y la diabetes— con tan solo levantarte de la silla y ponerte en movimiento más a menudo. Subir y bajar las escaleras, caminar hasta el dispensador de agua, trabajar en el jardín o marchar en el lugar durante el partido de fútbol de tu hijo cuentan y son todos ejemplos de termogénesis por actividad sin ejercicio. Básicamente, esta forma de movimiento representa las calorías quemadas cuando no estás durmiendo, comiendo ni haciendo ejercicio intencional (y sí, ¡también quemas calorías mientras duermes!).

Tanto si eres un fanático del ejercicio como si te has autoproclamado rey del sedentarismo, cualquier actividad adicional que realices durante el día es importante. De hecho, puede que moverte más hasta te salve la vida. ¿Por qué? Las investigaciones demuestran que permanecer sentado por mucho tiempo puede incrementar el riesgo de enfermedades graves, como la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

Si aún te sientes intimidado, debes saber esto: Lo que más cuenta cuando de mantenerse saludable se trata es el movimiento total diario: entrenar durante 60 minutos varias veces a la semana no basta para contrarrestar enfermedades graves. De hecho, algunos estudios han demostrado que hasta las personas que entrenan intencionalmente por siete horas a la semana pueden correr riesgo de muerte prematura si son sedentarias la mayor parte del día. La termogénesis por actividad sin ejercicio no puede reemplazar al ejercicio por completo, pero puede ayudarte a alcanzar tus metas de salud, ya que la capacidad del cuerpo para quemar calorías aumenta drásticamente cuando estás levantado y te mantienes en movimiento.

¿Aún no estás convencido de llevar un estilo de vida aplicando termogénesis por actividad sin ejercicio? Échale un vistazo a estas estadísticas:

  • Alrededor del mundo, casi un tercio de los adultos no están físicamente activos. En los Estados Unidos, esa cifra se eleva al 50 por ciento.
  • El promedio de tiempo dedicado a hacer ejercicio para los adultos es de 18 minutos, y más de la mitad de todo el tiempo de ocio se ocupa mirando televisión o con otras actividades sedentarias. Como resultado, la mayoría de las personas no cumple con la recomendación de hacer ejercicio de moderado a vigoroso durante 30 minutos cinco días a la semana, es decir, un total de ejercicio intencional de 150 minutos semanales.
  • Se realizó un estudio para evaluar la cantidad de calorías que las personas que miraban televisión quemaban con tan solo levantarse y caminar en el lugar durante los cortes comerciales. Los participantes quemaron, en promedio, 67 calorías; es decir, un 55 por ciento más de calorías que aquellos que miraban la televisión de manera sedentaria.
  • Si tienes diabetes, una caminata después de cada comida puede ayudarte a controlar el nivel de azúcar en sangre. Según investigaciones, se ha descubierto que caminar por 15 minutos a paso moderado después de cada comida es más eficaz para controlar el aumento de la glucosa en sangre generada después de comer que una sola caminata de 45 minutos en cualquier momento del día.

¿Estás listo para incorporar más actividades de termogénesis por actividad sin ejercicio a tu día? Todo comienza con la mentalidad adecuada. Olvídate de la mentalidad «todo o nada» y aprovecha las oportunidades simples para agregar movimiento a tu día. Pasear al perro, sacar la basura, levantarse para tomar un vaso de agua, o estirarse y hacer sentadillas durante los cortes comerciales cuentan. También es importante revertir los pensamientos negativos. En lugar de decirte a ti mismo «hoy tengo que moverme más», di «hoy intentaré estar menos tiempo sentado». Pregúntate: «¿Cómo puedo hacer para que mantenerme en movimiento sea parte de mi estilo de vida?». No se trata de soluciones mágicas. Un mínimo de dos horas de movimientos de termogénesis por actividad sin ejercicio cada día puede marcar una gran diferencia. Esto provocará un efecto bola de nieve para lograr un estilo de vida más saludable y más activo en general.

Experimentos

Evita estar tanto tiempo sentado y muévete más con estos experimentos.

  1. Piensa en tu rutina diaria y anota dos o tres formas en las que podrías sumar movimiento a tu día, como por ejemplo, subir las escaleras en lugar de usar el ascensor o hacer sentadillas mientras miras televisión.
  2. Encuentra recursos que te motiven a moverte más: un podómetro, una aplicación para ponerse en forma o un compañero de caminata son todas buenas opciones para comenzar.
  3. Levántate y muévete de 5 a 10 minutos para contrarrestar cada hora que estás sentado.
March 16, 2019 See more In-depth

Ver también

  1. Presentación de diapositivas: 5 opciones de ejercicios acertadas para la artritis psoriásica
  2. 6 consejos para una escapada activa que recordarás
  3. Acentúa lo positivo para hacer cambios permanentes en la salud
  4. ¿Una cita para hacer ejercicio? ¡Claro que sí!
  5. ¿Estás listo para hacer ejercicio?
  6. Entrenamiento de equilibrio: mejora tu salud a largo plazo con estos ejercicios
  7. Obstáculos para ejercitarse
  8. Blood Doping
  9. BMI calculator
  10. Analizadores de grasa corporal
  11. Ejercicios de un campo de entrenamiento
  12. El rol de la alimentación y el ejercicio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer
  13. Ejercicios que trabajan el tronco
  14. Crea un gimnasio en casa sin romper la alcancía
  15. ¿Hiciste ejercicio hoy? ¡Recompénsate!
  16. Zapatillas tonificantes
  17. ¿El buen estado físico triunfa sobre la delgadez?
  18. ¿No te alcanza el presupuesto para hacer ejercicio? ¡Elige lo económico!
  19. Vístete bien para caminar en el invierno
  20. ¿Eres madrugador o una criatura de la noche? Planifica tus ejercicios en consecuencia
  21. Beneficios de la actividad física
  22. El ejercicio y las enfermedades crónicas
  23. Ejercicio y enfermedad
  24. Alivio del estrés
  25. Ejercicio: cada minuto cuenta
  26. Cómo realizar ejercicios con artritis
  27. Ejercítate con inteligencia y no por más tiempo
  28. Ejercicio: consulta con el médico
  29. ¿Haces ejercicio en forma regular? ¡Lleva un seguimiento del progreso!
  30. Programa de entrenamiento
  31. Estado físico: un paso a la vez
  32. Motivación para estar en forma
  33. Videos de ejercicios de balón suizo
  34. Obstáculos para estar en forma: supéralos
  35. Estar en forma y gastar menos
  36. Ideas de acondicionamiento físico para toda la familia
  37. Programa de entrenamiento
  38. Estar en forma supone mucho más que quedar exhausto
  39. Consejo para estar en forma: Haz actividad física en el hogar
  40. Consejo para estar en forma: haz actividad física en el trabajo
  41. Consejo para estar en forma: incluye a tus amigos
  42. Rutina de entrenamiento físico
  43. Adecúate al ejercicio
  44. ¿Tienes que subir? Usa las escaleras
  45. Lesiones causadas por el golf
  46. Golfistas: aprendan cuándo dejarlo
  47. Golfistas: Apunten al sentido común
  48. ¿Te juntas con amigos? ¡La actividad física cuenta!
  49. ¿Odias hacer ejercicio? Prueba estos consejos
  50. Frecuencia cardíaca
  51. Calor y ejercicio
  52. Hockey Flywheel
  53. ¿Cuán en forma estás?
  54. ¿Cuánto ejercicio realmente necesitas?
  55. 3 maneras fáciles de comenzar con el yoga
  56. ¿Hacer ejercicio da mucho trabajo? ¡Ya no!
  57. Haga su entrenamiento divertido
  58. Cuándo trasladar tu rutina de ejercicios de invierno a un lugar cubierto
  59. Ejercicio tarde en el día
  60. Marathon and the Heat
  61. Mayo Clinic Minute: Cómo alcanzar la frecuencia cardíaca objetivo
  62. ¿Faltaste a un entrenamiento? ¡No abandones!
  63. Movimiento natural: vuelta a lo básico
  64. ¿Necesitas un gimnasio para estar en forma?
  65. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Escríbelo en un papel
  66. ¿Necesitas motivación para hacer ejercicio? Prueba con un diario
  67. ¿Sin dolor no hay gloria? ¡De ninguna manera!
  68. ¿No tienes tiempo de hacer ejercicio? ¡Imposible!
  69. Ejercicios en la oficina
  70. Prevención de las lesiones por sobrecarga
  71. Embarazo y ejercicio
  72. ¿Listo para sumarte al movimiento de la gimnasia acuática?
  73. Consejos simples para mantenerse activo y dinámico con artrosis
  74. Ejercicios para fortalecer la zona media
  75. Guía de estiramientos
  76. Ejercicios de equilibrio
  77. Balón suizo
  78. ¿Estás comenzando con un programa de ejercicios? Tómatelo con calma
  79. Comenzar un programa de ejercicios: tómate tiempo para descansar
  80. Mantente en forma a cualquier edad
  81. Viajes y trabajo
  82. Entrenamiento de fuerza: colección de videos tutoriales
  83. Las mejores maneras de recuperarte después de un entrenamiento duro
  84. 5 lesiones deportivas comunes en atletas femeninas jóvenes
  85. Para estar en forma, aprovecha el poder de los juegos
  86. ¿Estás demasiado ocupado para hacer ejercicio? Levántate más temprano
  87. ¿Estás demasiado enfermo para hacer ejercicio?
  88. consejos para estar en forma dirigidos a viajantes de negocios
  89. Caminar para estar en forma: cómo empezar
  90. ¿Quieres estar en forma? ¡Prueba hacer gimnasia aeróbica en tu propio patio!
  91. Lo que necesitas para ser ágil a cualquier edad
  92. ¿Te sientes desganado en invierno? 4 consejos profesionales para sacarte del sofá.
  93. Ejercitarse cuando hace frío
  94. Consejo para la época invernal: presta atención a los signos de congelación
  95. ¿Haces ejercicio? Recuerda beber
  96. ¿El entrenamiento te aburre? ¡No lo hagas solo!