Las bebidas como los refrescos y las bebidas de frutas son una fuente importante de azúcar añadida en la dieta de los Estados Unidos. Los azúcares añadidos aportan calorías a tu dieta, pero no nutrientes esenciales. Las pautas dietéticas recomiendan limitar los azúcares añadidos a menos del 10 por ciento de las calorías totales. Eso son 200 calorías para una dieta de 2000 calorías al día. Ten en cuenta que una lata de 12 onzas (355 ml) de refresco tiene más de 100 calorías provenientes de azúcares añadidos.

Dec. 14, 2019