Descripción general

La discectomía es un procedimiento quirúrgico para extirpar la parte dañada de una hernia de disco en la columna vertebral. Una hernia de disco puede irritar o comprimir los nervios cercanos. La discectomía es más efectiva para tratar el dolor que se irradia a través de los brazos o las piernas.

El procedimiento resulta menos útil para tratar el dolor real de espalda o cuello. La mayoría de las personas que tienen dolor de espalda o cuello sienten alivio con tratamientos más conservadores, como la fisioterapia.

Tu médico puede sugerir la discectomía si los tratamientos no quirúrgicos y conservadores no han funcionado o si los síntomas empeoran. Hay varias formas de realizar una discectomía. Muchos cirujanos ahora prefieren la discectomía mínimamente invasiva, que utiliza incisiones pequeñas y una cámara de video pequeña para ver el procedimiento.

Por qué se realiza

La discectomía se realiza para aliviar la presión que una hernia de disco (también llamada desplazamiento, rotura o protuberancia de disco, o prolapso de disco) ejerce sobre un nervio espinal. Una hernia de disco se produce cuando parte del material más blando dentro del disco pasa a través de una grieta hacia las capas exteriores más duras.

El médico puede recomendarte una discectomía si:

  • Tienes problemas para permanecer de pie o caminar debido a la debilidad en los nervios.
  • El tratamiento conservador, como la fisioterapia o las inyecciones de esteroides, no mejora tus síntomas después de entre seis y doce semanas.
  • El dolor que se extiende hacia los glúteos, las piernas, los brazos o el tórax se vuelve muy difícil de controlar.

Riesgos

La discectomía se considera un procedimiento seguro. Pero, al igual que con cualquier cirugía, la discectomía conlleva un riesgo de complicaciones. Las posibles complicaciones incluyen las siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Derrame del líquido cefalorraquídeo
  • Lesión de los vasos sanguíneos o nervios dentro o alrededor de la columna vertebral

Cómo prepararse

Es probable que debas evitar comer o beber durante cierta cantidad de tiempo antes de la cirugía. Si tomas medicamentos anticoagulantes, es posible que debas ajustar tu cronograma para la dosis antes de la cirugía. Tu médico te dará las instrucciones específicas.

Lo que puedes esperar

Durante la discectomía

Los cirujanos realizan una discectomía con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante el procedimiento. Es posible que retiren pequeñas cantidades de hueso de las vértebras y de ligamento para acceder a la hernia de disco.

Idealmente, se quita solo el fragmento de disco que está pinzando el nervio; de esta manera se alivia la presión y se deja la mayor parte del disco intacto.

Si se debe retirar el disco completo, puede que el cirujano tenga que llenar el espacio con un fragmento de hueso, proveniente de un donante fallecido o de tu propia pelvis, o con un sustituto óseo sintético. Luego se fusionan las vértebras adyacentes con piezas metálicas.

Después de la discectomía

Tras la cirugía, te trasladan a una sala de recuperación donde el equipo de atención médica examina si hay complicaciones de la cirugía y la anestesia. Si estás lo suficientemente sano, podrías irte a tu casa el mismo día de la cirugía, aunque también podría ser necesaria una estadía breve en el hospital, especialmente si tienes alguna enfermedad grave preexistente.

Según la frecuencia con la que levantes cosas, camines y te sientes en tu trabajo, podrás volver al trabajo en un plazo de dos a seis semanas. Si tienes un trabajo que consiste en levantar cosas pesadas u operar maquinaria pesada, tu médico podría aconsejarte que esperes entre seis y ocho semanas antes de volver a este.

Resultados

La discectomía reduce los síntomas de la hernia de disco en la mayoría de las personas que presentan síntomas claros de compresión nerviosa, como un dolor que se extiende. Sin embargo, la discectomía tal vez no sea una cura permanente porque no influye a la hora de revertir el proceso que permitió que el disco se herniara en primer lugar.

Para evitar una nueva lesión en la columna vertebral, el médico puede recomendarte bajar de peso, seguir un programa de ejercicios de bajo impacto y restringir ciertas actividades que impliquen levantar peso, girar o inclinarte demasiado o en forma reiterada.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. What A Doctor Learned When He Became A Patient

    As a cardiologist, Andrew Calvin, M.D., is very familiar with the world of health care. But when he found out he needed surgery, he was a little unnerved. Support from his spouse and care team got him through it, though, and taught him some important lessons along the way. Andrew Calvin, M.D., spends plenty of [...]

  2. Using the Art of Medicine to Overcome Fear of Surgery

    For years, artist Jennifer Hunter harbored an intense fear of surgery and lived with chronic pain. When the pain became debilitating, she decided to find a way to use her art to manage her anxiety. Jennifer Hunter uses art to express herself and?identity with the world. It's a tool that helps her process information and [...]

  3. Spinal Cord Stimulator Sparks a Pain-Free Journey to Better Health

    After years of chronic back pain, Guy Gottschalk was not optimistic that he would ever find relief. But a visit to Mayo Clinic not only significantly reduced his pain, it gave him the motivation to make important lifestyle changes that dramatically improved his health. When he had his first appointment in Mayo Clinic's Division of [...]

Nov. 20, 2018
  1. Azar FM, et al. Degenerative disorders of the thoracic and lumbar spine. In: Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 9, 2018.
  2. Back pain. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. https://www.niams.nih.gov/health-topics/back-pain. Accessed May 9, 2018.
  3. Phan K, et al. Full-endoscopic versus micro-endoscopic and open discectomy: A systematic review and meta-analysis of outcomes and complications. Clinical Neurology and Neurosurgery. 2017;154:1.
  4. Shen FH, et al., eds. Cervical degenerative disk disease. In: Textbook of the Cervical Spine. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 9, 2018.
  5. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Spine surgery. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  6. AskMayoExpert. Herniated disc: Surgical treatment. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  7. Herniated disk. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/herniated-disk. Accessed May 9, 2018.
  8. Robinson J, et al. Treatment and prognosis of cervical radiculopathy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 9, 2018.
  9. Chou R. Subacute and chronic low back pain: Surgical treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 9, 2018.
  10. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Care following spine surgery (cervical laminectomy, anterior cervical discectomy and fusion, lumbar discectomy, lumbar decompression). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  11. Huddleston PM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 5, 2018.