Descripción general

La terapia electroconvulsiva es un procedimiento que se lleva a cabo con anestesia general y que consiste en pasar pequeñas corrientes eléctricas a través del cerebro, para desencadenar una convulsión breve de manera intencional. La terapia electroconvulsiva al parecer provoca cambios en la neuroquímica cerebral que pueden revertir rápidamente los síntomas de algunas enfermedades mentales.

La terapia electroconvulsiva suele funcionar cuando otros tratamientos no han sido exitosos y cuando se completa todo el tratamiento, pero puede no funcionar para todas las personas.

Gran parte del estigma asociado con la terapia electroconvulsiva se basa en los tratamientos iniciales en los que se administraban dosis altas de electricidad sin anestesia, lo cual causaba pérdida de la memoria, fracturas de huesos y otros efectos secundarios graves.

La terapia electroconvulsiva en la actualidad es mucho más segura. Si bien la terapia electroconvulsiva sigue causando algunos efectos secundarios, actualmente utiliza corrientes eléctricas administradas en un contexto controlado para lograr el mayor beneficio con los menores riesgos posibles.

Por qué se realiza

La terapia electroconvulsiva puede ofrecer mejorías rápidas y considerables de los síntomas graves de varios trastornos de salud mental. La terapia electroconvulsiva se utiliza para tratar lo siguiente:

  • Depresión grave, particularmente cuando está acompañada por una desconexión con la realidad (psicosis), deseo de suicidarse o rehusarse a comer.
  • Depresión resistente al tratamiento, una depresión grave que no mejora con los medicamentos u otros tratamientos.
  • Manía grave, estado de euforia intensa, agitación o hiperactividad que ocurre como parte del trastorno bipolar. Otros signos de manía son el deterioro en la capacidad de toma de decisiones, el comportamiento impulsivo o riesgoso, el abuso de sustancias y la psicosis.
  • Catatonía, caracterizada por falta de movimiento, movimientos extraños o rápidos, pobreza del habla y otros síntomas. Se asocia con la esquizofrenia y otros trastornos psiquiátricos determinados. En algunos casos, la catatonía se debe a una enfermedad médica.
  • Agitación y agresión en personas con demencia, que pueden ser difíciles de tratar y tener un impacto negativo en la calidad de vida.

La terapia electroconvulsiva puede ser una buena opción de tratamiento cuando no se tolera un medicamento o cuando otras formas de tratamiento no han sido eficaces. La terapia electroconvulsiva se utiliza en algunos de los siguientes casos:

  • Durante el embarazo, cuando no se pueden tomar los medicamentos porque podrían dañar al feto en desarrollo
  • En adultos mayores que no pueden tolerar los efectos secundarios del medicamento
  • En personas que prefieren terapia electroconvulsiva en lugar de tomar medicamentos
  • Cuando la terapia electroconvulsiva ha sido satisfactoria en el pasado

Riesgos

Si bien la terapia electroconvulsiva suele ser segura, los riesgos y efectos secundarios pueden comprender lo siguiente:

  • Confusión. Inmediatamente después del tratamiento, puedes experimentar un estado de confusión que puede durar desde algunos minutos hasta varias horas. Puedes no saber dónde estás o por qué estás ahí. En raras ocasiones, la confusión puede durar varios días o más. La confusión suele ser más evidente en adultos mayores.
  • Pérdida de memoria. Algunas personas tienen problemas para recordar eventos que ocurrieron justo antes del tratamiento, o en las semanas o los meses anteriores este o, excepcionalmente, en los años anteriores. Este trastorno se conoce como amnesia retrógrada. También puedes tener problemas para recordar acontecimientos que ocurrieron durante las semanas del tratamiento. En la mayoría de los casos, estos problemas de memoria suelen mejorar en un par de meses después del final del tratamiento.
  • Efectos secundarios físicos. En los días de tratamiento con terapia electroconvulsiva, algunas personas tienen náuseas, dolor de cabeza, o dolor mandibular o muscular. Generalmente, pueden tratarse con medicamentos.
  • Complicaciones médicas. Como ocurre con cualquier tipo de procedimiento médico (especialmente aquellos en los que se usa anestesia), existen riesgos de tener complicaciones médicas. Durante la terapia electroconvulsiva, la frecuencia cardíaca y la presión arterial aumentan; en raras ocasiones, eso puede provocar problemas cardíacos graves. Si tienes problemas cardíacos, la terapia electroconvulsiva puede ser más riesgosa.

Cómo prepararse

Antes de someterte a tu primer terapia electroconvulsiva, te realizarán una evaluación completa, que suele incluir lo siguiente:

  • Historia clínica
  • Examen físico completo
  • Evaluación psiquiátrica
  • Análisis de sangre básicos
  • Ecocardiograma (ECG) para comprobar la salud cardíaca
  • Análisis de los riesgos de la anestesia

Estos exámenes ayudan a garantizar que la terapia electroconvulsiva sea segura para usted.

Lo que puedes esperar

El procedimiento con terapia electroconvulsiva dura aproximadamente entre 5 y 10 minutos, más el tiempo de preparación y recuperación. La terapia electroconvulsiva puede realizarse mientras te encuentras hospitalizado o como un procedimiento ambulatorio.

Antes del procedimiento

Para prepararte para el procedimiento de terapia electroconvulsiva:

  • Estarás bajo anestesia general. Por eso, es posible que debas seguir restricciones en tu alimentación antes del procedimiento. Esto generalmente significa que no puedes comer ni beber después de la medianoche, y solo puedes beber un sorbo de agua para tomar medicamentos por la mañana. Tu equipo para atención médica te dará instrucciones específicas antes de tu procedimiento.
  • Puede que te hagan un examen físico breve. Básicamente, esto es para controlar el corazón y los pulmones.
  • Te colocarán una vía intravenosa (IV). Un miembro del personal de enfermería u otro miembro del equipo te colocará un tubo por vía intravenosa en el brazo o en la mano por el cual pueden administrarte líquidos o medicamentos.
  • Te colocarán almohadillas con electrodos en la cabeza. Cada almohadilla es del tamaño de un dólar de plata. La terapia electroconvulsiva puede ser unilateral, en la cual la corriente eléctrica se enfoca solo en uno de los lados del cerebro, o bilateral, en la cual ambos lados del cerebro reciben corrientes eléctricas enfocadas.

Anestesia y medicamentos

Cuando comienza el procedimiento, recibirás estos medicamentos a través de la vía intravenosa:

  • Un anestésico que te permita estar inconsciente durante el procedimiento.
  • Un relajante muscular que te ayude a minimizar las convulsiones y evitar lesiones

Puedes recibir otros medicamentos, según tu estado de salud o las reacciones previas a la terapia electroconvulsiva.

Equipo

Durante el procedimiento:

  • El brazalete del tensiómetro colocado alrededor del tobillo impide que el medicamento relajante muscular ingrese en el pie y afecte sus músculos. Cuando empieza el procedimiento, el médico puede controlar la actividad convulsiva mediante la observación de los movimientos en ese pie.
  • Los monitores controlan el cerebro, el corazón, la presión arterial y el uso de oxígeno.
  • Te pueden suministrar oxígeno a través de una máscara de oxígeno.
  • También te pueden dar un protector bucal para ayudar a proteger los dientes y la lengua de lesiones.

Inducción de una convulsión breve

Cuando estás dormido por el efecto del anestésico y los músculos están relajados, el médico presiona un botón en la máquina de terapia electroconvulsiva. Esto hace que una pequeña cantidad de corriente eléctrica pase a través de los electrodos y llegue al cerebro, lo que produce una convulsión que suele durar menos de 60 segundos.

  • Debido al efecto del anestésico y del relajante muscular, permaneces relajado y no sientes la convulsión. La única indicación externa de que estás teniendo una convulsión puede ser el movimiento rítmico del pie si te colocaron el tensiómetro alrededor del tobillo.
  • A nivel interno, la actividad del cerebro aumenta considerablemente. Una prueba llamada electroencefalografía registra la actividad eléctrica del cerebro. De repente, el aumento de actividad en la electroencefalografía indica el comienzo de una convulsión, seguida de la estabilización que indica el fin de la convulsión.

Unos minutos después, los efectos del relajante muscular y del anestésico de rápida acción comienzan a disiparse. Te trasladarán al área de recuperación, donde te controlarán para detectar posibles problemas. Cuando te despiertes, es posible que te sientas confundido; este estado de confusión puede durar desde unos minutos hasta unas horas o más.

Series de tratamientos

En los Estados Unidos, los tratamientos con terapia electroconvulsiva generalmente se proporcionan dos o tres veces por semana durante tres o cuatro semanas; en total se realizan entre seis y doce tratamientos. Algunos médicos utilizan una técnica nueva llamada terapia electroconvulsiva unilateral derecha con pulso ultrabreve, que se realiza diariamente los días de semana.

La cantidad y el tipo de tratamientos que necesitarás dependen de la gravedad de tus síntomas y de qué tan rápido mejoren.

Por lo general, puedes retomar tus actividades normales unas pocas horas después del procedimiento. Sin embargo, a algunas personas se les recomienda no volver a trabajar, no tomar decisiones importantes ni conducir durante una o dos semanas después de recibir la última terapia electroconvulsiva en serie o durante al menos 24 horas después de un solo tratamiento durante la terapia de mantenimiento. Las actividades se retoman según cuándo se resuelvan la confusión y la pérdida de memoria.

Resultados

Muchas personas comienzan a notar una mejoría en los síntomas después de unos seis tratamientos con terapia electroconvulsiva. Una mejoría total puede llevar más tiempo, aunque la terapia electroconvulsiva no funciona en todas las personas. La respuesta a los antidepresivos, en comparación, puede tardar varias semanas o más.

Nadie sabe con seguridad cómo la terapia electroconvulsiva ayuda a tratar la depresión grave y otras enfermedades mentales. No obstante, lo que sí se sabe es que muchos aspectos químicos de la función cerebral cambian durante la actividad convulsiva y después de esta. Estos cambios químicos podrían desarrollarse uno en función de otro y, de algún modo, reducir los síntomas de la depresión grave u otras enfermedades mentales. Por ese motivo, la terapia electroconvulsiva es más eficaz en las personas que reciben un ciclo completo de varios tratamientos.

Incluso después de que tus síntomas mejoren, necesitarás tratamiento continuo para la depresión a fin de prevenir su reaparición. El tratamiento continuo puede consistir en terapia electroconvulsiva con una menor frecuencia pero, más a menudo, comprende antidepresivos u otros medicamentos, o asesoramiento psicológico (psicoterapia).

Jan. 24, 2019
  1. What is electroconvulsive therapy (ECT)? American Psychiatric Association. https://www.psychiatry.org/patients-families/ect. Accessed Aug. 16, 2018.
  2. ECT, TMS and other brain stimulation therapies. National Alliance on Mental Illness. https://www.nami.org/Learn-More/Treatment/ECT,-TMS-and-Other-Brain-Stimulation-Therapies. Accessed Aug. 16, 2018.
  3. Brain stimulation therapies. National Institute of Mental Health. https://www.nimh.nih.gov/health/topics/brain-stimulation-therapies/brain-stimulation-therapies.shtml. Accessed Aug. 16, 2018.
  4. Kellner C. Overview of electroconvulsive therapy (ECT) for adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 16, 2018.
  5. Kellner C. Technique for performing electroconvulsive therapy (ECT) in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 16, 2018.
  6. AskMayoExpert. Electroconvulsive therapy (ECT). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  7. Guidance on the use of electroconvulsive therapy. National Institute for Health and Care Excellence. https://www.nice.org.uk/guidance/ta59. Accessed Aug. 16, 2018.
  8. Kolar D. Current status of electroconvulsive therapy for mood disorders: A clinical review. Evidence-Based Mental Health. 2017;20:12.
  9. Weiner RD, et al. Key updates in the clinical application of electroconvulsive therapy. International Review of Psychiatry. 2017;29:54.
  10. Rasmussen KG, et al. An open-label, pilot study of daily right unilateral ultrabrief pulse electroconvulsive therapy. Journal of ECT. 2016;32:33.
  11. Acharya D, et al. Safety and utility of acute electroconvulsive therapy for agitation and aggression in dementia. International Journal of Geriatric Psychiatry. 2015;30:265.
  12. Geduldig ET, et al. Electroconvulsive therapy in the elderly: New findings in geriatric depression. Current Psychiatry Reports. 2016;18:40.
  13. Depression basics. National Institute of Mental Health. https://www.nimh.nih.gov/health/publications/depression/index.shtml. Accessed Aug. 18, 2018.
  14. Rasmussen KG Jr (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 26, 2018.

Terapia electroconvulsiva